Previous Story

Me caso este año May 26, 2019

Next Story

Me caso este año May 26, 2019

Vacaciones Wellness perfectas para los novios días antes de la boda.

Como fue la intención en el siglo XVIII de los que fundaron este hotel, Las Caldas Villa Termal se ha convertido en el Wellness Clinic Resort de referencia para los novios días antes de la boda. La combinación de la rica arquitectura, el espectacular entorno y el trato profesional personalizado hará de estas vacaciones el perfecto equilibrio de cuerpo y mente.

Con la llegada del verano, y por lo tanto, el calor, es bueno encontrar una excusa para hacerse un escapada el fin de semana. Organizar un fin de semana a estas alturas del año puede ser complicado ya que cuando estamos de vacaciones tenemos tendencia a olvidar la alimentación saludable y dar la bienvenida a nuestro “yo” más sedentario. El Hotel Las Caldas Villa Termal te propone un innovador concepto; unas vacaciones que integran salud, deporte y bienestar. Además, es el plan perfecto para unos días de relax antes de tu boda.

Situado en el municipio de Las Caldas (Oviedo) este hotel es el resultado de la restauración del Balneario de Las Caldas que abrió sus puertas por primera vez en el año 1776.

Las cualidades terapéuticas de las aguas que brotan de una cueva llevaron a la Junta General del Principado a construir, en 1772, una casa de Baños en Las Caldas. El proyecto se encargó a Ventura Rodríguez y las obras, que finalizaron en 1776, estaban al mando del arquitecto Manuel Reguera González. El edificio original, la Casa de Baños, es de planta de medio ovalo y se prolonga en dos alas laterales de tramo recto. Inicialmente constaba de dos pisos pero en 1863 se construyó un tercero.

Éstos están separados por hiladas de sillería. Aquí estaba la fuente neoclásica, en el centro de un patio alargado, de donde brotaban las aguas termales. Pero además el edificio contaba con galería de baños, gabinetes de chorros, salas de estufas e inhalaciones con aparatos de lo más modernos para la época. También tenía consultas médicas, oficinas, capillas, habitaciones, cocinas y comedores, si bien éstos últimos pasaron al nuevo inmueble que se construyó en 1878. Ambos se unían por una galería de hierro y cristal, sobre la carretera de Las Caldas-Oviedo que los separaba. El nuevo edificio u hotel tenía tres plantas. En la primera se instalaron las cocinas y comedores además de un billar, una sala de juegos y un salón de bailes. Los dormitorios para huéspedes se distribuían por el resto del edificio.

Sus instalaciones situadas en un entorno completamente natural y su proximidad a las principales vías de comunicación hacen que esta escapada sea perfecta para desconectar un fin de semana sin preocuparse de viajar muy lejos.

Se han llegado a comparar sus aguas con las de Bath y ahora, con el Gran Hotel Las Caldas, no es necesario viajar más que a Asturias para disfrutar de este lujoso balneario.

Share: