Previous Story

Slow fashion August 09, 2019

Next Story

Slow fashion August 09, 2019

Uso y Tratamiento del Agua en la Industria Textil

La industria textil tiene un consumo de agua muy elevado en todos sus procesos: dimensionamiento, desencolado, mercerización, limpieza, decoloración, impresión y acabado. Desde ES fascinante hemos querido redactar un artículo para explicaros cómo influye de manera tan negativa para todos, la huella hídrica de la industria textil. 

Más allá del procesamiento, los cálculos de la huella hídrica a menudo descuidan el uso de cantidades significativas de «agua virtual«, o agua que no se puede usar para otra cosa debido a la evaporación o contaminación.

Pero el volumen de agua utilizada es solo una parte del impacto ambiental de la industria. Los efluentes de la producción textil también pueden contener una amplia gama de contaminantes que dañan los recursos hídricos externos. El tipo y la cantidad de contaminantes generados dependen de una amplia gama de variables, incluido el tipo de instalación, así como las tecnologías, procesos, fibras y productos químicos utilizados. Por ejemplo, el procesamiento de tejidos de algodón y lana requiere más agua que el procesamiento de otros productos, como el nylon y el poliéster.

Por lo general, los contaminantes encontrados en los efluentes de los textiles incluyen lo siguiente:

  • Concentraciones de compuestos orgánicos o inorgánicos no biodegradables como metales, tintes, fenoles, pesticidas, fosfatos y surfactantes.
  • Concentraciones elevadas de sólidos suspendidos totales (SST)
  • Demanda biológica alta de oxígeno (DBO).
  • Demanda química alta de oxígeno (DQO)
  • Altos niveles de sólidos disueltos totales (TDS).

Se considera que los tintes se encuentran entre los contaminantes más dañinos para el ser humano.

El efluente de los textiles puede agotar drásticamente el oxígeno en los cuerpos de agua al bloquear la luz, fomentando así las condiciones sépticas que pueden causar enfermedades humanas y la muerte de peces. ¡Nos parece realmente horrible y alarmante! 

¿Te imaginas que nos quedáramos sin agua?

Los niveles altos de TDS pueden aumentar la salinidad y alterar el equilibrio del pH de los cuerpos de agua superficiales y los tintes que se abren camino en aguas recreativas pueden ser estéticamente objetables. Otros químicos para teñir como el fenol pueden causar un olor y sabor desagradables. Además. en el procesamiento textil, el agua virtual se evapora o se contamina demasiado para el uso humano. En la India, por ejemplo, producir un kilo de algodón requiere un promedio de 22.500 L (aproximadamente 6.000 galones) de agua, pero estos grandes requerimientos de agua para producir fibras a menudo se descuidan durante el cálculo de la huella hídrica del procesamiento textil.

Son cifras verdaderamente alarmantes que hemos querido mencionar en nuestra Sección Slow Fashion. Nos preocupa que, si seguimos así, produciendo ropa con tal descontrol, agotaremos este recurso natural tan importante como es el agua.

Si no quieres colaborar con este problema medioambiental. ¡Únete al movimiento de moda lenta española!

Share: