Previous Story

Slow fashion June 21, 2019

Next Story

Slow fashion June 21, 2019

Soziable.es celebró hace unos días otro encuentro sobre el movimiento de moda lenta española.

Hace solo una semana se celebró un nuevo Encuentro para la Transformación del planeta bajo el título de: 'Moda sostenible y ética: Cambiar el patrón', con la participación de cinco expertos de la industria en diferentes ámbitos. Una conclusión ha quedado clara: la industria textil debe virar hacia un nuevo modelo más sostenible con las personas y con el planeta.

La 'fast fashion' o moda rápida es la segunda industria más contaminante del mundo, solo por detrás de la petrolera. Emite más gases de efecto invernadero que el transporte internacional. Producir una camiseta supone un coste de casi 3.000 litros de agua. Más del 70% de los materiales que se usan en la moda acaban en el vertedero o incinerados. Solo el 1% de estos materiales son reutilizados.

(Chema Doménech, Gema Gómez, Carol Blázquez, Miguel Carvajal, Paloma García y Silvia Pérez.)

Para poner el foco sobre estos datos y sobre la necesidad de que la industria textil vire hacia un modelo más sostenible con las personas y con el planeta, Soziable.es ha organizado uno de sus Encuentros para la Transformación con el título 'Moda sostenible y ética: cambiar el patrón'.

El evento, conducido por el responsable de contenidos de Soziable.es, Chema Doménech, ha contado con la participación de la CEO y fundadora de Slow Fashion Next, Gema Gómez; la presidenta de la Asociación de Moda Sostenible de Madrid y fundadora de The Circular Project, Paloma García; el fundador de The Second Self, Miguel Carvajal; la directora de Innovación y Sostenibilidad en Ecoalf, Carol Blázquez; y la profesora de ISEM Fashion Business School de la Universidad de Navarra, Silvia Pérez. Todos ellos vinculados a iniciativas y proyectos innovadores en el sector.

(Gema Gómez, Carol Blázquez y Miguel Carvajal.)

Para garantizar la sostenibilidad en la industria textil, los profesionales coinciden en la necesidad de realizar un cambio del propio modelo de negocio y fomentar una mayor conciencia por parte del consumidor en la adquisición y uso de las prendas. De no hacerlo, las consecuencias van a ser catastróficas para el planeta, como apuntaba al inicio del acto la directora de Comunicación de Ilunion Comunicación Social, Pilar Marqués: “Estamos ante una industria que no para de crecer, lo hace entre un 4 y un 5% cada año, y es la segunda más contaminante del mundo, solo por debajo de las petroleras".

Una realidad que, tal y como ha destacado Gema Gómez, viene marcada por “el ‘fast fashion’ y el ‘ultra fast fashion’, que a su vez se incrementa a consecuencia de la tecnología”. Para la CEO y fundadora de Slow Fashion Next, es importante preguntarse qué hay detrás de cada una de las prendas que tenemos colgadas en el armario: "Tenemos que pensar en una economía diferente, porque el PIB no mide cómo se están haciendo las cosas ni su impacto. Nuestra sociedad no debería ir más allá de los límites planetarios”.

(Paloma García y Silvia Pérez.)

Para Carol Blázquez, directora de Innovación y Sostenibilidad en Ecoalf, el consumo de la moda “se nos ha ido de las manos”. “El problema es la desinformación que hay sobre lo que realmente cuesta hacer una prenda. Hay una falta de conciencia por no saber lo que estamos comprando”, ha destacado. “¿Qué es caro y qué es barato si de lo que estamos hablando es, por ejemplo, de tener o no tener agua potable? No hay economía de escala que soporte una camiseta de 9,99 euros. El ‘fast fashion’ no es sostenible porque el modelo de negocio no es sostenible. No hay recursos naturales suficientes para abastecer a la industria en estos volúmenes”, ha añadido.

Este tipo de eventos sociales nos hacen darnos cuenta de la importancia de la iniciativa que estamos tomando todos. Cada vez el movimiento de moda lenta tiene más voz en el planeta. ¡No debemos dejar nunca de luchar por una causa tan importante! Una vez más, ¡Bienvenidos al movimiento de moda lenta!

Share: