Previous Story

Slow fashion July 10, 2020

Next Story

Slow fashion July 10, 2020

MODA Y ARTE

En nuestro país, algunos de nuestros genios si juegan elementos de tradición e historia, pero faltan aún más pintores de la moda, más escuelas, más almas cultas que sepan mezclar sutilezas....

Cine, alta costura, música, fotografía, historias pasadas, personajes inspiradores todo se une en el último desfile de Dior en la nueva era que inaugura la pandemia. Una moda que se adapta a la situación sacando lo mejor con equipos multidisciplinares de profesionales internacionales. Arte elevado al cubo para trasladar a cientos de miles de personas -durante quince minutos -a un paisaje onírico, tan refinado como surrealista, donde los sueños casi se hacen realidad.

 

 

El objetivo de la Casa es hacer soñar al mundo y conservar la artesanía local utilizando las mejores manos telas y técnicas.Una artesanía al alcance de pocos, que se ha convertido actualmente en el máximo lujo. Objetos de arte únicos que acabaran formando parte de la colección permanente de alguno de los museos de diseño y moda. Un patrimonio que ‘dice más’ que el propio arte visual del mundo hoy.

Desde finales del XIX a mediados del XX el gran tema era el arte representado masivamente en los ‘salones’ (exposiciones internacionales) y mostrado en las exposiciones de arte nacionales. Los eventos culturales se transformaban en acontecimientos sociales que giraban alrededor de las obras de arte: cuadros, esculturas o artes suntuarias. Los pintores eran los grandes héroes, por lo que su vida y obras era objeto de debate en toda la prensa, y la pintura constituía el gran orgullo patrio. Hoy el papel del arte pictórico es mucho menor y se mueve en un ambiente aún más elitista; en parte, el arte ha sido sustituido por la moda y los célebres artistas por los mediáticos couturiers. La moda tiene patria y habla de los valores de cada país, de su cultura y de las tradiciones más arraigadas.

 

 

España es un país de pintores por excelencia, pero no acaba de rematar la moda como industria de la alta cultura, de las historias y tradiciones, de los personajes. Algunos de nuestros genios si juegan con estos elementos, pero faltan aún más pintores de la moda, más escuelas, más almas cultas que sepan mezclar sutilezas.Tenemos esperanza porque cada vez hay más generaciones de” españoles europeizados” capaces de descubrir España, como diría Unamuno en su obra “Entorno al casticismo” (1895), preparados para poner en valor nuestra cultura. Tenemos la fuerza y el genio, solo nos queda creer que es posible y poner los recursos necesarios para hacerlo realidad.

 

Margarita Ruyra de Andrade

Share: