Previous Story

Artistas fascinantes March 12, 2019

Next Story

Artistas fascinantes March 12, 2019

Entrevista a Inés Martín Alcalde, diseñadora de vestidos de novia

-¿Cuándo nació tu pasión por las telas y el diseño?

Desde pequeña lo que me gustaba a mí era jugar con las telas, los manteles y las sábanas que encontraba, y me gustaba teñirlas mientras veía Art Attack en la televisión. Sabía que me quería dedicar a algo relacionado con telas que yo pudiese teñir, o a ser química, precisamente porque me gustaba hacer estas mezclas.

Además influyó que mi padre es químico y siempre le ha gustado todo esto. También me encantaba la idea de ser veterinaria, adoro a los animales, sobre todo los caballos.

-¿Cómo empezó tu carrera en el mundo del diseño?

Fui a un colegio donde se apoyaba mucho la creatividad, siempre me gustó dibujar. Cuando les dije a mis padres que quería estudiar diseño de moda no me dejaron, aunque más tarde accedieron. Me fui a Londres y allí estudié diseño de moda especializándome en tejidos.

-¿De dónde viene tu gusto por los trajes de novia?

Tras mi vuelta a Madrid empecé a jugar con telas, las teñía siempre de blanco, eso hizo que me fijara en los vestidos de novia. Me formé en la costura y así empecé.

 

 

-¿Cómo empezaste con esta empresa?

Trabajé en otra firma de novias bastante conocida y me fui de ahí sin saber que iba a montar algo así. Yo quería seguir con los estampados y quería hacer tejidos distintos y hacer algún traje de novia. De repente me llamó una amiga pidiéndome que le hiciera su traje de novia, y después de ella en ese mismo mes otras ocho niñas. Llevo por mi cuenta tres años, junto con mi amiga Leti, quien me desarrolló el plan de negocio. Todo empezó a ir muy rápido, Leti acabó dejando su otro trabajo y nos unimos para esto.

-¿Qué es lo más difícil de tu profesión?

Cuando se van las novias. Les coges cariño y luego ya sabes que no las vas a ver más. Me da mucha pena.

-¿Y lo más bonito?

Crear ilusión.

-¿Qué opinas del “slow fashion”?

Es algo imprescindible en mi vida. Me encanta comprar piezas antiguas, me gusta transformar esas piezas y crear algo nuevo con las bases de esas piezas. Yo me considero artesana por eso para mí es tan importante el “slow fashion”. También apoyo este movimiento porque me gusta la exclusividad y originalidad.

-¿Te importa la calidad de los materiales?

Sí, es muy importante la calidad, que los tejidos hablen por sí solos, que no haga falta demostrar nada. Que el vestido de novia sea igual por dentro que por fuera y que perdure en el  tiempo. 

Siempre utilizo los materiales de mejor calidad porque los creo yo. Yo misma creo el propio tejido y lo mando fabricar a mi gusto. Además me encanta trabajar con piezas antiguas y fusionarlas.

-¿A quién te hubiera gustado diseñarle el traje de novia?

Me hubiera gustado mucho a Audrey Hepburn, que es una de las personas que más me pueden inspirar del mundo.

 

Share: