Previous Story

January 29, 2019

Next Story

January 29, 2019

Entrevista a Shon Mott

 

¿Qué es Shon Mott?

Shon Mott, es una marca, un sueño que empecé junto con mi hermano Pep hace ya tres años y medio a raíz del anhelo de crear una marca que nos proporcionase todas las cosas que nos cuesta encontrar tanto para hombre como para mujer. Es decir, ropa de calidad, simple, con diseño minimalísta y duradero estéticamente, de materiales de calidad como el cashmere, la lana merino y el algodón de la mejor calidad. Somos una marca que lo fabrica todo en España.

Quisimos apostar más por la forma comercial con tiendas propias en lugar de abrir un canal multimarca.

Por tradición familiar, en realidad, es algo que nuestros padres hicieron toda su vida, aprovechando la tradición familiar de fabricación, la industria textil de sus padres, ellos ya empezaron con tiendas y marcas de ropa entonces nosotros quisimos tomar este relevo varios años, después de dedicarnos ambos a cosas muy distintas, decidimos volver a nuestras raíces.

¿Qué estudiasteis para llegar hasta aquí?

A los 20 años me fui a vivir a Nueva York, estudié allí en la universidad de Parsons Diseño y Comunicación y Dirección de Arte mientras trabajaba en la revista Vmagazine y Visionere. Fue la mejor escuela que he tenido.

Después de eso al graduarme, dejé las prácticas y empecé a trabajar en una agencia de publicidad que se llama Littmann, especializada en marcas de lujo y en cosmética, y ahora me doy cuenta que todos esos conocimientos los estamos aplicando en esta marca de una manera increíble.

Mi hermano tiene una formación más técnica. Pep estudió Diseño Industrial y de producto. Por eso, nuestro producto es siempre tan funcional, busca cuál es la necesidad y cómo solventarla en vez de fijarse en las tendencias.

Después de estudiar, él estuvo trabajando en Tahsin en la oficina de  Milán como dirección de producción un tiempo. Poco después estudió un Máster para aplicar todo eso que él había estudiado en los negocios y a los tres meses estábamos empezando Shon Mott.

¿Cómo os dividís el trabajo?

Hasta que llega a la tienda es su responsabilidad y, a partir de ahí, es mi responsabilidad. Pep es el encargado de diseño de crear la colección, de actualizarla, ver que sea cohesiva y que no falte nada para producirla, así como los pequeños cambios o retoques.

Y una vez llega a las tiendas ya es mi responsabilidad; yo me encargo de las chicas y los chicos que trabajan en las tiendas, de la experiencia que vive el cliente, de la identidad de la marca, de la comunicación y de todos los aspectos visuales.

¿Qué opináis del formato online?

Creemos que lo online es claramente el futuro, sobre todo en un canal más multimarca. Además, creemos que cuando es tu marca propia  el tener una tienda que transmita esa experiencia, esos valores y que explique físicamente quién eres es bastante necesario.

¿Cómo es trabajar en familia?

Nunca habíamos trabajado en familia, y estamos toda la familia metidos, colaborando de una manera increíble y creciendo súper rápido. De hecho, en tres años y medio hemos abierto 5 tiendas, dos de ellas fuera de España en Lisboa y Amberes. 

¿Por qué elegisteis el nombre de Shon Mott?

Estábamos buscando nombre desesperadamente, todos los que encontrábamos nos gustaban pero ya estaban utilizados o registrados entonces nos pusimos una serie de parámetros y dijimos, bueno, tiene que ser un nombre y un apellido, tiene que ser distinto al nuestro y al de la familia y tiene que tener algo que ver con nosotros.

Shon Mott sale de que un día estábamos nosotros en nuestra casa donde veraneamos y pusimos un CD de Cat Stevens, el favorito de mi madre, "Father and son". Inicialmente esto empezó porque nuestra madre nos apoyó mucho, con toda la experiencia que tiene de esta industria, entonces dijimos "father and son", "mother and son", y finalmente decidimos que se llamase Shon Mott.

¿Cómo es el estilo de Shon Mott?

Preferimos ropa discreta, nos gusta hacer prendas para el que la lleva no para el que ve. Saber lo que tú llevas y lo que el otro piense te da un poco más igual; apostamos por prendas de calidad, de líneas simples, gran parte de nuestra colección es unisex y lo que no lo es, mucha gente lo convierte.

Creemos firmemente en la atemporalidad de nuestros productos, por filosofía personal, porque fue una de las normas que pusimos al principio. Y porque honestamente creo que el futuro está yendo hacia allí. Somos partidarios de pensar un poco más en lo que compras, que sea una inversión para que te dure tanto estéticamente como por la durabilidad de sus materiales.

¿Cuál es vuestro público?

El público Shon Mott tiene un abanico de edades muy amplio, también hay el público que genera interés y el que realmente consume. El público se empieza a interesar en nuestro producto, en nuestra marca, a partir de los 26 años. Luego económicamente nuestro cliente empieza un poco más tarde, a los 28, 29, pero luego este público llega fácilmente hasta los 60.

La fórmula encaja y gusta y cada vez lo vemos más. Sobre todo la gente de nuestra edad y más joven lo pide y lo necesita.

A nivel nacional lo aprecio mucho, porque había una industria muy potente en España y bastante posicionada en el lujo y esto desapareció y el público español lo valora muy bien. El público extranjero también; sobre todo si está visitando España porque están comprando algo local, algo auténtico. Visto desde fuera nuestros clientes online de toda Europa y EE.UU. lo valoran mucho, pero yo creo que para ellos al final sería igual un "Made in Spain" que un "Made in Europe".

¿En qué se inspira tu hermano a la hora de crear las colecciones?

Mi hermano Pep sé que se inspira mucho en el arte,en diseño, en la arquitectura, pero cuando lo hablo con él, sobre todo con sensaciones que él tiene en ciertos lugares o frente a ciertas obras de arte o simplemente experimentando un lugar un edificio. Para mí "slow fashion" es el futuro o una vía hacia el futuro, pero no solo en moda sino en un estilo de vida en general.

 

Share: