Previous Story

Slow beauty May 08, 2019

Next Story

Slow beauty May 08, 2019

El perfume perfecto. Yael: de Elena Benarroch.

Es época de bodas y las invitadas no solo nos preocupamos por qué llevaremos sino también por la parte Beauty de nuestro look. En ES fascinante no solo te ayudamos con el maquillaje y el peinado, sino que además te recomendamos el perfume que hará que seas la invitada perfecta en la boda de tu amiga.

Elena Benarroch ha recogido en esta esencia su filosofía más íntima. Desde su nacimiento en Tánger, con una niñez plena de aromas especiados y fragantes, a su evolución como diseñadora, sin olvidar nunca sus orígenes. Caminando hacia la elegancia y la sensualidad más luminosa.

Yael es la fragancia perfecta para todas aquellas invitadas que queráis mantener un halo de misterio durante toda la fiesta. Tiene un aroma sorprendente gracias a las flores salvajes, seductora gracias al Nardo y dulce gracias a la mousse de limoneno. Ideal para aquellas que queráis bailar hasta el amanecer.

La historia de Elena Benarroch, se remonta a fines de los años ’70 en Madrid, España, una subcultura llena de música, cine y estilo denominada La Movida. Fue allí, junto a Miguel Bosé y Pedro Almodóvar, entre varios otros famosos, donde la diseñadora Elena Benarroch surgió como uno de los nombres más internacionales de nuestro país.

Décadas después, su imperio incluye el trabajo de su hija Yael, quien además de ser actriz, ha diseñado varios estilos y proyecta seguir inyectándole nueva energía a la marca de su madre. De ahí el nombre de esta fragancia tan famosa de Elena. Yael, el nombre de su progenitora, de su mano derecha, de su hija.

El nardo es su ingrediente más característico, además, es por excelencia la flor más fragante, la más sensual y más evocadora. Su presencia nos lleva a paraísos orientales, abismos sensoriales y a lo más profundo del mundo mediterráneo. Donde, con unas gotas de perfume, se abren las puertas de las sensaciones más subyugolas.

El Nardo, la flor maldita por sus efectos narcóticos, que hacen perder el sentido y la conciencia está aquí reinterpretado como una búsqueda de placer y erotismo.

Un perfume que se vuelve muy codiciado por sus maravillosos efectos.

Un perfume que te hará oler sin duda alguna, a la invitada perfecta. 😉

Compra ahora. Yael. Elena Benarroch.

Redacción: Ana Hernández Sarriá. 

Share: