Previous Story

Slow beauty October 03, 2019

Next Story

Slow beauty October 03, 2019

El fascinante mundo de las brochas sostenibles

Si ya había multitud de opciones en el mercado, ¡con el contouring llegó la locura! Aquí te explicamos qué brochas son imprescindibles en tu neceser y cómo cuidar de ellas si además que maquillarte quieres ser respetuosa con el medio ambiente.

Cuando empecé a maquillarme lo hice poco a poco, probando diferentes productos sin que mis looks tuviesen mucha coherencia. Lo mismo me daba aplicarme las sombras con los dedos que con pincel, utilizar el pintalabios como colorete o el lápiz de ojos para definir las cejas. En fín, ¡un caos! Recuerdo una temporada en la que solo usaba polvos de sol, ni base ni corrector ni nada y otra época todo lo contrario, me untaba en base de pies a cabeza. Todo siempre con la misma brocha, que al cabo de los años acabó pidiendo a gritos que por favor la jubilase. 

Con el tiempo fui aprendiendo técnicas y trucos, fui adquiriendo productos específicos y aprendí a usarlos con cabeza. Nunca me subí al carro del contouring, tan de moda hace unos años, pero si hay algo que aprendí de él fue la importancia de tener buenas brochas. Lo sé, puede llegar a ser complicado por que hay infinitos tipos pero si no te dedicas profesionalmente al mundo del maquillaje con 4 ó 5 tienes suficiente. De lo que te tienes que asegurar es de que son las correctas para el producto y el resultado que buscas. ¡Aquí te decimos cuáles son las imprescindibles!

En cuanto a las brochas para base tienes dos tipos para elegir: la brocha mofeta, de pelo más corto y denso que coge más cantidad de producto y es ideal para bases fluidas o en polvo, y la brocha lengua de gato, de pelo más largo que permite un mayor difuminado y es perfecta para bases líquidas. 

Si utilizas polvos compactos para sellar el maquillaje no tienes elección, necesitas una brocha kabuki. Suele ser de cabezal grande y redondeado, con pelo largo y suelto para manejar cómodamente los productos en polvo. Si eres de las que se saltan los polvos y pasan directamente al colorete puedes comprarte esta misma brocha pero te recomendamos un tamaño más pequeño, que se ajuste al pómulo.

El mundo de las brochas de sombras de ojos es en sí mismo un universo a parte del resto de brochas, pero no puedes equivocarte con el trío ganador: un pincel delineador, una brocha lengua de gato como la que ya hemos visto pero en pequeña y uno biselado. Con esto podrás marcar la línea de las pestañas y hacerte la raya, extender el producto que quieras aplicar y marcar la profundidad con una sombra más oscura. ¡Tranquilas que no nos olvidamos de las cejas! Para las cejas lo mejor sin lugar a dudas es un goupillon para peinar los pelitos más rebeldes. 

Por último para los labios necesitarás una brocha de “punta de flecha” con el que dibujar y rellenar tus labios. ¡Y con esto tienes el neceser listo!

De entre todas las marcas que comercializan brochas en el mercado hoy os queremos recomendar las brochas sostenibles deLush que se pueden comprar de forma individual o en set. Son brochas muy especiales que han sido diseñadas por la maquilladora de la marca, Megan Edwards y su equipo. Estas brochas no solo tienen un gran diseño, en el que se ha cuidado la forma y curvatura de las puntas hechas a mano por expertos, si no que además son veganas. Confeccionadas con fibras sintéticas, alumino reciclable y biodegradable, madera sostenible y pegamento vegano para unirlo todo, son las brochas perfectas para un neceser eco-friendly

Para asegurar además que tus brochas se mantienen en perfecto estado os recomendamos mantenerlas limpias y secas. De no ser así las brochas podrían convertirse en una fuente de gérmenes que acabéis aplicando en vuestra cara. Hay un montón de artefactos muy divertidos en el mercado para hacer esto, pero no nos engañemos, son una invención del departamento de marketing para venderos algo muy sencillo a un precio muy caro. Para nosotras el mejor método es el de toda la vida: compras una pastilla de jabón con gránulos y la pones debajo del grifo. Una vez esté húmeda rascas los pinceles contra la pastilla de jabón y enjuagas. Repite hasta que el agua deje de tener color. ¿Quieres una barra limpiadora granulada sin jabón que haga juego con tus brochas sostenibles? Dicho y hecho, os presentamos la Polishing Bar de Epoch®, ahora disponible con un 20% de descuento exclusivo para ESfacinante. 

Share: