March 23, 2020 2 min read

Para comenzar, esta situación (al margen de la gravedad sanitaria, económica y social, no vamos a entrar ahora en la política) implicaría dos cosas. Una: El que tengamos/veamos las obras por vía digital o virtual, a través de enlaces a internet, páginas webs, canales de televisiones públicas o privadas, de youtube, google y cuantas plataformas podamos disponer y a través de cualquier tipo de pantallas incluidas las de un teléfono móvil o un reloj de pulsera.

Equilibrio III. Mario Marini.

La segunda es la necesidad -obligatoriedad diría- de que, si los artistas queremos difusión y en el mejor de los casos vender nuestras obras, no nos queda otra que hacer las fotos y difundirlas por cuantos medios –en este caso también telemáticos- nos sea posible.

Muscaris & Margaritas. Nicole Bouwknecht.

Ocurre, además, que, lamentablemente, también las tiendas de materiales están cerradas y que no todos los artistas están entrenados en la video creación, photoshop, programas infográficos, edición de imágenes... De manera que podríamos recurrir a cuantos elementos tengamos a mano desde sábanas y paños de cocina a cualquier objeto que aparentemente pueda ser susceptible de manipulación creativa/artística.

PhysalisHopper. Pils Ferrer.

Por eso, el post de hoy se lo queremos dedicar a todos nuestros artistas fascinantes que están sacando adelante todo su trabajo renovándose en un momento crítico y liderado por las nuevas tecnologías.

Escultura Felipao. Sol & Luna. 

Queremos darles un aplauso y animarles a que sigan luchando, creando su arte, renovándose y contando con todo nuestro apoyo para seguir con sus obras fascinantes.

Obra Deauville. Fosca Bertrán. 

Os invitamos a que os sumerjáis con ellos en nuestra Galería de Arte Fascinante.