May 29, 2019 2 min read

¿Os acordáis de lo famosa que fue la boda del príncipe Harry? Y no solo por el eventazo del momento, sino porque tres de sus invitadas eligieron el mismo vestido para tan magno evento. Y es que nunca deja de ser una faena puesto que nos queremos sentir únicas e invitadas ideales. ¿Qué podemos hacer para que no nos ocurra lo mismo?

Primera apuesta: Vestido Boomerang. De María Roch. 

Lo que tenemos que hacer es tratar de evitar la moda prêt a porter, es decir, la moda de las firmas populares que hacen diseños copiados. En serio, porque es muy probable que al igual que tú, otra de las invitadas haya pensado ponerse un vestido más económico y meter complementos. Es habitual en nuestras bodas últimamente, y loable porque luego ese vestido lo reutilizas, pero entonces corres el riesgo de ir “repetida” y no te sientas entonces mal.

Segunda apuesta: Vestido de perla rosada. De María Roch. 

Desde ES fascinante creemos que es preferible acudir a la vieja escuela. A la moda lenta que te asegura que tendrás un vestido único y de calidad. Tendrás muchas ventajas porque encima te quedará como un guante y será exclusivo para ti.

Tercera apuesta: Cuerpo de organza Evasé. Devota & Lomba. 

En este post os presentamos nuestras apuestas más fascinantes para que seas una invitada única y especial. Piezas atemporales que perduran en el tiempo y que se heredaran de generación en generación. 

 

Cuarta apuesta: Vestido Margarita 2. Poydel. 

Y sobre todo recuerda que lo que te hace única no es lo que llevas puesto, sino cómo lo llevas puesto. Así que confía en ti, sé segura y lúcete. El resto del trabajo lo harán estos diseños que te harán radiar.

Quinta apuesta: Vestido pelicano. María Roch.