Previous Story

Slow fashion April 09, 2020

Next Story

Slow fashion April 09, 2020

COLABORAR PARA TRIUNFAR

UN PAÍS DE ‘CABEZAS DE RATONES’.

Posiblemente hayas escuchado o empleado la definición de alguna persona en términos si optó por ser ‘cabeza de ratón’ o ‘cola de león’. Este último calificativo suele emplearse a quienes se unen a otros proyectos importantes haciendo una contribución; este tipo de personas y grupos son imprescindibles para que una organización y proyecto llegue a tener futuro. Porque hasta que una empresa adquiere la ‘masa crítica’ de recursos para competir, está expuesta a que cualquier tropiezo la destruya. Otra opción, muy común en nuestras Industrias Culturales y Creativas, es permanecer como líder de la organización o proyecto propio, desechando la opción de unirse a otros para ser más fuertes. No se puede rechazar esta opción legítima pues muchos cabezas de ratón acaban siendo con el tiempo ‘cabezas de león’. En todo mercado ha de haber de ambos tipos.

SUPERVIVENCIA DE NUESTROS PROYECTOS CULTURALES Y CREATIVOS.

El problema es que aproximadamente dos terceras partes de los proyectos no llegan a superar los tres primeros años de dificultades. Hasta que una empresa no consigue acumular grasas, recursos suficientes para arriesgar y crecer, está sujeta a que el menor contratiempo acabe con ella; puede bastar un par de impagados o la enfermedad de un empleado clave. Por ello tantos magníficos proyectos creativos no cuajan. En muchos casos, después de los enormes sacrificios personales y económicos de los fundadores todo se pierde con el cierre; porque para cuando se decide tirar la toalla y unirse a otro proyecto más sólido, ya no interesa a la otra parte.

EL RETO DE COLABORAR

Colaborar es lo más difícil en la gestión. La colaboración estratégica de la que hablaba Philip Kotler en un interesante artículo sobre “Las Alianzas Estratégicas” (1993) es el paraíso terrenal. ¡Cuántas veces abre leído ese artículo y compartido con mis alumnos! Mi experiencia como gestora me lo hace ver machaconamente: Los tiempos de las organizaciones no coinciden, los lideres no se entienden o van a lo suyo, los equipos que tienen que ejecutar no encajan… siempre sucede algo. ¡Por eso cuando consigues establecer una colaboración fructífera en la que las dos partes ganan, no te lo puedes creer!

ES FASCINANTE COMO COMUNIDAD DE COLABORACIÓN.

En Es Fascinante aunamos las capacidades de diseño y ejecución de calidad de nuestros autores con las capacidades de comunicación, comercialización, operativa y logística del equipo de Es Fascinante. Muy importante es también el gran conjunto de marcas afines y complementarias que nos hemos reunido. Nos gustamos, nos coordinamos, nos aconsejamos, somos conscientes de que solo juntos podemos hacer felices a nuestros usuarios y clientes. Entendemos que frente a las multinacionales, en un mundo de volúmenes gigantescos, nuestra prosperidad depende completamente en colaborar con entusiasmo y eficacia para conseguir dar a conocer lo que podemos ofrecer a tantas personas con sensibilidad y ética que hay por el mundo.

LA APUESTA DE LA GENEROSIDAD.

¿Y cuánto ceder en la negociación con la otra parte en una colaboración? Mi receta frente a esta situación es la generosidad. A mí es la que me ha funcionado: dar primero, dar siempre y no arrepentirme de haber cedido un poco de más en la negociación. Hay quien puede confundir bondad con debilidad; pero allá esa persona. Los que valen, con quienes se acaba por continuar se dan cuenta de que es una inversión en confianza. Al final, por lo menos, se consiguen relaciones de largo plazo y puede ser que, en algún momento, siempre en el largo plazo, podamos conseguir que la colaboración más equilibrada. Si esta crisis tan profunda nos enseñara la necesidad de colaborar de verdad con generosidad, visión de largo plazo y servicio a nuestro país y a la sociedad habríamos dado un gran paso. Nos necesitamos todos, hacer comunidad y colaborar es hoy más imprescindible que nunca.

Margarita Ruyra de Andrade

Share: