Clases de baile nupcial by Asis Mortera

Clases de baile nupcial de Asís Mortera

Seguro que durante la organización del enlace han surgido tantas ideas originales de boda que ya no sabéis cómo innovar en el baile… O no. La creatividad no tiene límites y las suelas de vuestros zapatos de novia y de novio, tampoco. Da igual si sois más o menos bailarines. Si os implicáis en preparar una coreografía o ensayar un estilo de baile que os encante para abrir la pista de baile el día B, pasaréis más tiempo juntos y la alegría del momento mágico en la fecha señalada se prolongará más tiempo. Elegid las canciones para bodas que os hagan estremecer o vibrar y escoged una de estas técnicas para preparar vuestro primer baile como marido y mujer. ¡Seguro que será un éxito absoluto!

Este es uno de los consejos que nos dio Asis Mortero el día que le pedimos ayuda con el baile nupcial de “nuestra boda fascinante” Y es que Asis, aunque es un ex-ICADE especializado en protocolo, que trabaja en el mundo de las startups. En paralelo, da clases de baile y disfruta con los novios ensayando el vals para su boda. Nos decían:

“Las clases de baile surgen por una casualidad, como muchas cosas en la vida. Llevo bailando desde que tengo uso de razón, desde el colegio, y también de mayor he recibido clases de vez en cuando. Pero lo que creo más importante es tener ritmo y saber transmitirlo para que el baile sea natural. Bailar es lo que más me divierte en el mundo, y desde pequeño me ha encantado.”

“Tengo gran vocación por enseñar (soy profesor de protocolo, modales comerciales y de comunicación en el IE en CUNEF). La idea de recibir clases de baile surgió en medio de Green, bailando con una amiga mía que se movía de cine. Recuerdo perfectamente que estábamos bailando una canción de Carlos Baute, y nos quedamos muy sorprendidos cuando vimos toda esa gente alrededor de nosotros, haciendo hueco en una discoteca llena. Nos preguntaban si éramos bailarines de verdad, aunque en realidad no era para tanto. Nos apuntamos a clases, y a partir de entonces, comencé a recibir clases de salsa, merengue, bachata y rock and roll.”

“El vals lo sé bailar desde pequeño, mi abuela nos enseñaba a todos a bailarlo, decía que bailar el vals, es como conducir, hay que saber. Evidentemente es otra mentalidad, otra época, pero lo cierto es que mis hermanos y yo siempre uso que sacarle a bailar el vals en las bodas.”

“No soy profesor de baile profesional, pero por eso le doy la máxima naturalidad a mis clases. Me identifico con el “doctor” de la película El Discurso del Rey, no tengo una preparación específica en baile, pero disfruto muchísimo con la gente a la que enseño a bailar, aprenden y ellos también disfrutan. Además, mi experiencia en el mundo institucional y de protocolo hacen que terminemos resolviendo mil dudas habituales que surgen en todas las bodas.”

Nosotras no lo dudamos, en cuanto nos enteramos que Asis pudo ayudarnos, le llamamos e iniciamos ese recorrido fascinante por el mundo del baile. Y os recomendamos a todas vosotras que hagáis lo mismo. Como bien nos dijo Asis:  ¡No temáis soltaros el peinado para bodas y disfrutad mucho de ese baile de recién casados.! Es tu momento, así que... ¡a bailar se ha dicho!

volver al blog