Depurar y mimar mediante el ayuno supervisado

Depurar y mimar mediante el ayuno supervisado

El otro día, el poder de instagram hizo que acabáramos en el perfil de Edgar Barrionuevo, un especialista en “alimentación integrativa”. ¿Alimentación qué? Según la Escuela de Salud Integrativa; esta alimentación forma parte de un enfoque medicinal “que incluye los aspectos físicos, emocionales, mentales y espirituales del ser humano”.

Entre otras cosas, Edgar promueve el ayuno ya que según él, hay “una base científica que demuestra que el ayuno supervisado puede depurar toxinas de nuestro cuerpo, colaborar en la desinflamación de los órganos internos o mejorar el tránsito de los intestinos. Además previene enfermedades cardiovasculares, cáncer o diabetes”.

Cuando escuchamos ayuno entendemos que significa no ingerir nada; pero realmente no se trata de esto. Generalmente, se trata de ingerir únicamente líquidos (zumos o caldos naturales) o bien durante de ingerir solo crudos (frutas y verduras de manera moderada) un período de tiempo determinado y siempre bajo supervisión de expertos. Queremos recalcar estos dos aspectos: no se trata de no ingerir nada y siempre bajo la supervisión de expertos; ya que con la salud no se juega.

Esto se hace con el fin eliminar durante todas las sustancias nocivas que vamos acumulando en nuestro cuerpo, debido a nuestros malos hábitos y excesos con la comida. Con esto se pretende limpiar por dentro depurando nuestro organismo.

Vamos a reparar algunos de los beneficios que hemos podido encontrar:

  • Reducción de grasa y líquidos acumulados en el cuerpo
  • Aumento de masa muscular
  • Limpieza y rehidratación de la piel desde el interior haciendo que ésta tenga un aspecto rejuvenecido
  • Mejora del rendimiento de cuerpo y mente
  • Fluye mejor la sangre y se oxigenan mejor los órganos
  • Ayuda a gestionar mejor el estrés

La mayoría de veces este ayuno suele hacerse en retiros donde se combina con otras actividades “antiestrés” como actividad física (yoga, pilates, senderismo, etc.), meditación, charlas o talleres, entre otras. También hemos encontrado opciones on-line aunque creemos que esta experiencia, por lo dura que parece, debe de hacerse acompañado ya que hay menos riesgo de incumplir los hábitos que impone y tirar la toalla.

Aunque nos parece algo difícil de encajar en nuestra rutina diaria, según los comentarios de personas que ya han disfrutado de esta experiencia, nos ha parecido cuanto menos interesante. Parece una experiencia enriquecedora en la que no sólo te limpias por dentro sino que te desestresas, conoces a gente nueva y además te lo pasa bien.

Quizás debamos incluir este nuevo reto, en nuestros propósitos para este 2019….

volver al blog