Previous Story

February 23, 2019

Next Story

February 23, 2019

Sybilla, un grito a la moda lenta. A la etiqueta Made in Spain.

Sybillaha vuelto. Y es que como bien publicó Vogue hace solo unos meses, es una de las diseñadoras españolas que, junto con Fortuny y Balenciaga, logró una proyección y un crecimiento internacional de grandes magnitudes. En ES Fascinante, tenemos la suerte de contar con una colección exclusiva rendida a la moda lenta desde este pasado mes de enero. Y es por eso que queremos hacer un repaso a toda la vida tan apasionante y tan intensa de esta maravillosa artista.

Abrigo cuero de rayas de colores. Shop now. 

Sybilla nació en Nueva York, aunque pronto se trasladó a Madrid. Fue en el año 83, desde el sótano de la casa de su padre, el diplomático Jorge Sorondo, cuando comenzó a producir sus propias prendas. Tres años después, ya contaba con una tienda propia y desfilaba sobre la siempre disputada pasarela de Milán.

Abrumada por el éxito y reticente a una forma de negocio cada vez más exigente, Sybilla decidió rebajar el ritmo y mantener la marca únicamente dentro del mercado japonés, un país en el que su ropa había logrado una gran acogida. A finales de los noventa retoma la actividad, esta vez mediante su línea Sybilla Noche, que extiende sus diseños a ámbitos como el mobiliario o la cerámica. “A los 18 años diseñaba vestidos porque, en ese momento, era mi manera de comunicarme con mi entorno. Con los años he ido cambiando y ampliando intereses y necesidades: casa, comida, niños, comunidad, entorno, futuro. De manera natural me he puesto a diseñar cosas que las cubrieran o a buscar a gente que propusiera alternativas y darlas a conocer”.

Abrigo de cuero negro. Shop now.

Polifacética y aventurera. Los diseños de Sybilla, que apoyan la etiqueta Made in Spain, y que durante mucho tiempo vistió a gran parte de las estrellas nacionales, se caracterizaron por los colores vivos y las formas sencillas pero oníricas. Alérgica a las prisas y a los nuevos medios, vivió durante un tiempo alejada del foco mediático y volcada en proyectos específicos –como por ejemplo una bolsa solidaria– que consideraba interesantes.

Al echar la vista atrás, Sybilla recuerda el último desfile en París "como una verbena de pueblo donde los periodistas e invitados podían ganar premios. Intentábamos que los modernos parisinos se relajaran un poco y que todo dejara de ser tan serio y estirado. Nunca sentí el éxito aunque la sala se viniera abajo con los aplausos; sólo recuerdo las ganas de darme una ducha". Entre sus colaboradores habituales se encontraban artistas de la talla de Juan Gatti o Javier Vallhonrat: "Cuando los conocí sentí que encontraba a unos hermanos mellizos perdidos. ¡Nos unían tantas cosas! Era muy estimulante y nos empujábamos mutuamente", comentaba la diseñadora al respecto.

En la actualidad, su trabajo como creadora se mueve entre la confección a medida, la etiqueta hecha en España, el slow fashion, la presentación al margen de desfiles y la venta en exclusiva para tiendas que compartan sus valores como ES Fascinante.

“Son la mejor manera de presentar mi trabajo. Aparecer y desaparecer. Intento hacer ropa que nutra, que dé fuerza y alegría, que realmente sirva, que merezca la pena la inversión. Intento dar buenas piezas para que cada uno se componga su propio personaje”.

Impresionante apuesta partidaria del Slow Fashion, y de la etiqueta Made in Spain. 

Link aquípara ver la colección completa. 

Share: