Previous Story

November 05, 2018

Next Story

November 05, 2018

Secretos de belleza alrededor del mundo

Mi abuelo siempre nos recuerda que no salió de España hasta sus 42 años. Su viaje de novios fue Mallorca, donde llegaron en barco. Entonces era lo más exótico que una pareja de recién casados podía imaginar.

Bien entrados en el siglo XXI esto es impensable.Viajar ha dejado de ser un lujo para ser una necesidad, y un placer. Acabas de aterrizar y ya estás pensando en tu próximo destino. Las idas y venidas te permiten conocer las diferentes culturas y traerte de vuelta un poquito de ellas . Hoy queremos compartir con vosotros algunos de los rituales de belleza que más nos gustan fuera de nuestras fronteras.

1. Los clásicos Griegos

Durante siglos la belleza más deseada de Europa, a quienes debemos el origen del término "cosmética". Los griegos miraban al cielo, al cosmos, y éste era hermoso y ordenado. Así surge la cosmética como el arte de ordenar, ornamentar o decorar.

El ideal de belleza de la antigua grecia continúa siendo popular aún hoy, por ser absolutamente atemporal. La mujer griega, máximo exponente de la belleza mediterránea, se caracteriza por su tez clara color de oliva, por su larga y espesa melena , por sus cálidos ojos marrones.

Hace ya mucho siglos , a las griegas les gustaba maquillarse , resaltando sus ojos con extracto de minerales como la malaquita o el lapislázuli en los párpados o el nitrato de antimonio para las pestañas. Así conseguían resaltar la mirada oscura de sus ojos. Con los pigmentos de carmín mezclados con miel sonrojaban sus mejillas, encima de una capa de albayalde para conseguir una tez blanca y uniforme.

Además de cuidar el rostro, centraban su atención en el cabello,que además servía como signo de distinción en sociedad, ya que las mujeres solteras debían de llevarlo suelto, mientras que las casadas lo recogían con adornos y trenzas . Por lo general preferían aclarar el tono natural del cabello, por lo que utilizaban infusiones de manzanilla para conseguir ligeros reflejos dorados.

Por último, pero sin duda uno de los elementos más importantes del tocador de las mujeres griegas, encontramos el perfume de rosas. Los pioneros en cuanto al arte de perfumarse fueron los cretenses, que tenían acceso a un sinfín de especias, pero pronto les siguieron los griegos. Es el toque final de cualquier maquillaje o look, un must antes de salir de casa dispuesta a comerte el mundo.

Recomendación de producto:

De Grecia nos quedamos con la  marca Apivita; que podéis comprar on-line o en su tienda en la calle Conde Xiquena. Somos súper fan de todos los productos pero si tenemos que elegir nos quedamos con este exfoliante facial que ilumina el rostro, por solo 15 euros.

 

2. La prevención coreana 

En contraposición a la cultura occidental.El foco de los rituales de belleza de las mujeres en Corea se centra en prevenir. Por ello priorizan para su piel tratamientos a largo plazo, en los que invierten tiempo y dinero, retrasando el deterioro de la piel y evitando la aparición de arrugas. En lo que a cuidados diarios se refieren no han inventado nada nuevo: sus rituales incluyen una fase de limpieza y otra de hidratación. La diferencia reside en que algunas de sus rutinas de limpieza de cutis, pueden llegar hasta tener 10 pasos, frente a los 3 o 4 que seguimos los occidentales. Esto las convierte en poseedoras de pieles perfectas. Comparten con el resto de Asia una completa obsesión por tener una tez pálida, sin pigmentar, considerada como signo de belleza y elegancia. Por ello las coreanas maximizan la protección solar en cualquier estación,. no solo en los meses de calor. Todas sus cremas incluyen factores y filtros solares altos que actúan como repelentes de los rayos UV, lo que, una vez más, ayuda a retrasar el envejecimiento de su piel.

Nos quedamos con COSRX Aloe Vera Soothing Sun Cream SPF50/PA+++”, un protector solar que hemos conocido gracias a bloggers coreanas que suelen utilizarla diariamente . Al ser de aloe vera es hidratante y anti-envejecimiento; y ni deja rastros de grasa ni un halo blanquecino. Su precio es de 14 euros aproximadamente.

3. El perfeccionismo en Colombia 

Es de sobra conocido que en Latinoamérica las mujeres son muy exigentes con su físico, dedicando a su cuerpo largas horas de gimnasio e incluso poniéndose en manos de cirujanos plásticos . Las piernas más largas, la piel más tersa y bronceada, la expresión de la boca o la forma de los ojos, cada detalle cuidado hasta el más milímetro.

De entre todas ellas no cabe duda que las colombianas son las "diosas de la belleza". Desde muy pequeñas se les inculca la idea de que deben cuidarse y estar "a punto". Es por eso que nunca las verás con las uñas mal pintadas o sin hacer, simplemente no es una opción. Tienen su propio tratamiento que se diferencia del tradicional en que se realiza en seco y tras el limado de las uñas estas se introducen en unos guantes que contienen distintos productos ricos en vitamina E y queratina . Tras una profunda hidratación retiran las cutículas y dan un buen masaje para favorecer la circulación de la sangre . Por último aplican el esmalte. De las más sencillas como la francesa a las más creativas, la manicura de las brasileñas es impecable.

En cuanto a la piel tampoco escatiman en hidratación, sobretodo a la hora de tomar el sol. Para esto usan aceites de bronceado amazónico con índice de protección ricos en açai y urucum que estimulan la melatonina , acelerando de forma segura el bronceado.

Recomendación de producto:

En cuanto al esmaltado de uñas nos quedamos con Masglo una de las marcas colombianas de pintauñas más conocidas a nivel internacional , especialmente el color "francés", nuestro favorito y su best-seller en todos los países donde tienen distribución.

4. La moderación escandinava 

En el lado opuesto de la balanza se encuentran los países nórdicos. Sus rituales de belleza forman parte de su concepto de bienestar, el cuidado personal de forma íntegra. Son amantes del concepto slow beuty,procurando que sus tratamientos sean lo más naturales posible. Por ejemplo, en lo que a manicura o tintes para el cabello se refiere, eligen productos sostenibles, orgánicos, ecológicos y veganos. En su cultura es un must el libre de tóxicos.

Abogando por la naturalidad, el objetivo de la mujer escandinava siempre es protegerse del frío y del sol. Contra el frío se decantan por la hidroterapia alterna baños calientes con salvia y baños fríos con hielos, desentumeciendo los pies y favoreciendo la circulación.

 La sauna facial dos veces por semana es un ritual que deberíamos importar de los Países Nórdicos, para abrir los poros y limpiarlos posteriormente con un suave exfoliante con base de aloe vera. Aplicando en último lugar una mascarilla hidratante, las mujeres nórdicas consiguen luminosas pieles de porcelana.

Recomendación de producto:

 

Nos quedamos con el agua micelar de Verso, una marca reconocida entre las celebrities del norte. Es verdad que su precio (35 euros) es un poco elevado para el tipo de producto que es; pero creemos que merece la pena cien por cien.

 

5. Las marroquies, las más tradicionales

El ideal de belleza marroquí es inconfundible: piel aceituna, cabello negro y ojos oscuro y profundos. Uno de sus productos favoritos, incluido en un gran número de tratamientos, es el henna. El polvo de hojas secas que se mezcla con agua y aceites esenciales para dar lugar a este pigmento. Es de sobra conocida su aplicación sobre la piel, creando maravillosos dibujos que adornan de pies a cabeza a las mujeres en celebraciones especiales, como las bodas, por ejemplo. Menos conocido pero también útil es su aplicación como tinte natural sobre el cabello. Cuanto mayor sea el tiempo de aplicación, más oscura será  la pigmentación que obtendremos.

Por último, la henna se incluye en el hamman, una tradición legendaria de la que surgen diferentes rituales de belleza, higiene y cuidado personal. Se trata de un ritual de lo más completo con el que exfoliar la piel y el cabello, extrayendo todas las impurezas y dejando a la vez la piel bien nutrida. Si se tiene una piel excesivamente sensible, el ritual de hamman puede estar contraindicado, pero no hay problema porque hay una alternativa: exfoliar con arcilla de Ghassoul. Se trata de una arcilla más suave pero con las mismas propiedades purificantes. Es perfecta para el rostro, ya que favorece la purificación de los poros, minimizando los puntos negros.

Otro de los secretos de la belleza marroquí  es el aceite de argán. Sus propiedades hidratantes aumentan de forma exponencial si antes de aplicarlo sobre la piel , ésta se prepara realizando unos baños que contrastan temperaturas, para favorecer la circulación. Se recomienda aplicarlo templado, masajeando lentamente con movimientos circulares. Esto favorece su absorción y la pronta regeneración de la dermis. También puede aplicarse sobre el cabello para que se restaure la fibra capilar. ¿Cómo aplicarlo? Extendiéndolo por mechones de raíz a las puntas y envolviendolo en papel de plata, dejándolo actuar para obtener un cabello sedoso.

Recomendación producto:

 

Aunque ya sea un clásico, no podemos dejar de recomendar cualquier producto de Moroccanoil,en especial su producto icónico basado en aceite de argán . No obstante también nos encanta la mascarilla y creemos que el resultado es mejor si se utilizan ambos productos juntos.

6. En Senegal , las más productivas

Para terminar, viajamos hasta Senegal, un país de marcado carácter musulmán, donde el colorido de las indumentarias de las mujeres senegalesas nunca te dejará indiferente. Se encuentra entre las mujeres más presumidas del mundo, y por supuesto tienen rituales de belleza fascinantes.

Su elegancia a la hora de vestir va siempre coronada por un turbante. Sin embargo, la razón no es querer esconder un pelo descuidado. Todo lo contrario, dedican mucho tiempo a la hidratación del cabello y cuero cabelludo, con mascarillas anti encrespamiento que aporten grasa como las que tienen coco, banana o aceites y omegas esenciales.

Otra parte de su anatomía a la que prestan especial atención a la hora de aplicar sus cuidados es su busto, que mantienen firme gracias al aceite de Kigelia y a ejercicios específicos que practican todas las semanas. Con esta combinación consiguen tonificar y robustecer el pectoral mayor y menor.

Por último cabe destacar que las senegalesas hacen especial inacapié en tratamientos detox con los que recuperar y regenerar la barrera celular. Empezando por la sauna africana de calor deco a unos 80º y 90º y una intensa exfoliación, terminan aplicándose hidratantes con ocra y aceite de baobad. Estos ingredientes poseen una sustancia  mucilaginosa que ayuda a reforzar la pared celular, además de contar como ingrediente principal con el aceite de baobab, que contiene propiedades antioxidantes.

Recomendación de producto:

A nosotras nos encanta esta crema con aceite de baobab que al trabajar sobre la elasticidad de la piel, reduce las estrías, evitando también su aparición. Además, ayuda a la fundación Force For Good para que una parte de beneficio se destine a plantar desforestación.

 

 

 

 

 

Share: