Previous Story

Me caso este año April 21, 2019

Next Story

Me caso este año April 21, 2019

Reglas de protocolo para bodas.

El paso mes de marzo arrancó la temporada de bodas y con ella, las invitadas dan el pistoletazo de salida a la búsqueda activa e inagotable de vestido. ¿Largo o corto?, ¿tocado o tiara de flores?, ¿taconazos o bailarinas?, las preguntas son interminables. Por eso hemos decidido dedicar un post sobre protocolo de vestidos de invitada y de novia.

A la difícil elección de vestuario se suman las reglas protocolarias que marcan con detalle lo que debes, puedes y tienes prohibido llevar en una boda. Aunque con los años el protocolo nupcial ha perdido fuerza y los novios dan, cada vez, más flexibilidad a sus invitados en cuanto al dresscode, hay cinco reglas inquebrantables en una boda que todo invitado ha de conocer y respetar.

Ni el color negro, ni el blanco son una elección factible para una invitada.

El negro es uno de los colores que sientan mejor pero lamentablemente, el protocolo nupcial lo prohíbe. “El protocolo estipula que el único evento al que puedes ir totalmente de negro es un funeral”, ha explicado nuestra CEO Valentina Suárez-Zuloaga. Sin embargo, hay un color aún más prohibido que el negro y que solo, si la novia lo permite, puede llevarse: el blanco.

El blanco es el color de la novia. Señala a la protagonista, junto al novio, del evento por lo que en ningún caso se debe llevar esta tonalidad sin el permiso explícito de quien se casa. No querrás hacerle sombra a la novia.

¡Cuidado con meter la pata con los tocados!

El tocado era un must en las bodas reales británicas. En los últimos años hemos vivido un ‘boom’ de esta tendencia y ahora lo vemos continuamente en las bodas. Pero ponerse un tocado requiere una serie de obligaciones y normas protocolarias a seguir. El tocado o sombrero solo se puede llevar en una boda de día, es decir, cuando la ceremonia es por la mañana y el convite al mediodía.

Además, si llevas un tocado o un sombrero no puedes sacártelo en toda la ceremonia, ni si quiera en el convite. El único momento en que puedes liberarte del accesorio es cuando da comienzo la parte del baile, en tiempos modernos, la discoteca.

Lo que digan los novios, va a misa.

Existe una norma en el protocolo nupcial que curiosamente, si es impuesta por los novios, anula cualquiera de las expuestas en este artículo. Los novios deciden en última instancia el ‘dresscode’ de los invitados así que lo que digan va a misa. ¿Quieren una boda medieval? Los invitados deben acicalarse acorde a la temática, ¿quieren una boda ibicenca de blanco? Todos a buscar vestidos y trajes de este color.

En este sentido, aunque parezca una tontería, hay que respetar las peticiones de los novios, por muy disparatadas que parezcan. Es su día y tienen que poder vivirlo tal y como en su imaginario lo ven y, claro está, como su bolsillo les permita.

Hay que aguantar el tipo hasta la fiesta.

Aunque los invitados no tienen ni la mitad de normas que las invitadas, sí deben tener en cuenta un par de cosas: No pueden sacarse la americana en ningún momento de la ceremonia ni convite. De hecho, esta norma es extrapolable a todos los accesorios que un hombre puede llevar a una boda. La pajarita o la corbata, los puños o, en el caso del novio, el chaqué.

Las madres de los novios escogen el color primero.

Las madres de los novios son invitadas de honor. Ellas también son, en parte, protagonistas y por tanto pueden escoger el color y la forma que les plazca. Sin embargo, su vestuario está sujeto a un único reclamo que, más de una vez, puede traer conflictos.

“La madre del novio ha de escoger el color de su vestido primero y notificárselo a su consuegra para que no repitan tonalidad”, asegura Valentina y añade que se trata de una de las normas más tradicionales en protocolo nupcial.

Share: