October 13, 2019 3 min read

La madrina, por lo general la madre del hombre que lucirá el traje de novio en el "sí, quiero", es una de las personas que más se implica en los preparativos del enlace, así como en el envío de las invitaciones de boda o en la organización de todas esas ideas originales para bodas que hayáis pensado para el gran día. Llegada la esperada fecha, y además de seguir unas reglas protocolarias de estilo y vestimenta, cumplirá una serie de funciones que recogemos a continuación.

Acordar el look con la madre de la novia: Según lo que dicta la tradición, la madre del novio es la que primero debe escoger su look y avisar a la madre de la novia para no coincidir excesivamente, sobre todo en el color. La madrina puede hablar con ella para no evitar situaciones embarazosas o, si lo prefiere, dejarlo en manos de la novia, que será quien mejor podrá mediar sin que ninguna de las dos partes se enfade.

Vestido María Antonieta Teja de María Roch. 

No ir, ni de blanco, ni de negro: Como sucede con el resto de invitadas, la madrina no puede vestir ni de blanco ni de negro. Para enlaces de día se aconsejan las tonalidades pastel, como los azules, rosados, lavandas o tierras, mientras que en los de tarde noche resultan más adecuados tonos más oscuros, como el azul, el granate, el verde, el plata o el dorado.

Vestido Velvet de Leandro Cano.

Elegancia sobria: Aunque el grado de formalidad dependerá del estilo de la boda, la madrina no debe abusar de los brillos, los encajes ni las lentejuelas. Tampoco puede ir demasiado llamativa, con trajes muy escotados o faldas muy cortas. Como madrina puede lucirse más que otras invitadas, pero debe saber mantener la elegancia y dejar el protagonismo a la novia. Debe imperar la discreción.

Vestido de seda azul marino de María Roch.

Complementos discretos: Para dar el toque de estilo al look de la madrina, las joyas pueden ayudar pero no deben ser el centro de atención. De la misma manera, se recomienda decantarse por unos bonitos y elegantes zapatos, que no tienen que ser del mismo color que el traje de fiesta elegido. Eso sí, según dicta el protocolo, la madrina no podrá ser más alta que el novio, por lo que la elección del tacón vendrá determinada, entre otros aspectos, por este factor.

Casquette artesanal en gris de Rita Von. 

¿Tocado fascinante o mantilla? Según dicta el protocolo, todo vale. Desde no llevar ningún tipo de adorno en el pelo hasta optar por un tocado, un sombrero, una pamela o una mantilla. El primero podrás llevarlo indistintamente a lo largo de toda la jornada, mientras que el tocado y el sombrero son solo válidos para enlaces de día. Según dicta el protocolo, deberás mantenerlos durante toda la ceremonia.

Respecto a la mantilla, y aunque ha tendido a desaparecer en muchas zonas de España, a nosotras nos parece que es una de las señas de identidad protocolarias de las madrinas de boda. Se suele llevar en las ceremonias religiosas, y su color y largura dependerá de la hora del día en que se celebre el enlace. A su vez, el largo también deberá ir acorde con la altura de la madrina.

Pamela Chicago de Nana Golmar. 

Las funciones de la madrina para tú gran día fascinante no acaban aquí, pues también será la encargada de asegurarse que todo marcha estupendamente, de atender a los invitados, de repartirles esos fantásticos detalles de boda y, en determinados lugares, de bailar con su hijo al son de esas canciones fascinantes para ceremonias.

Recuerda que siempre puedes visitar nuestra sección especial de bodas: Me caso este año, para más consejos y propuestas fascinantes.

Redacción:Ana Hernández Sarriá