Previous Story

el rostro de una marca February 09, 2019

Next Story

el rostro de una marca February 09, 2019

Gabriela Mora. El enfoque de la arquitectura a la joyería.

Gabriela Mora siempre tuvo tendencia a la creatividad, pero su fascinación por los oficios tradicionales alcanzó su punto máximo cuando comenzó a vivir en España. Con libertad para experimentar con diferentes técnicas de la artesanía. Gabriela comenzó a crear una serie de accesorios de bronce bañados en oro y plata que acabaron por virar su enfoque de la arquitectura a la joyería. 

Cuando los arquitectos se aventuran más allá de las fronteras de su oficio y exploran nuevos campos, el resultado obtenido suele ser brillante. Y ese es precisamente el caso de Gabriela Mora, la idolatrada diseñadora de joyería artesanal que esta logrando crear un imperio de piezas de diseño únicas, geométricas y excepcionales.

Y es que esta marca tan representativa del Made in Spain, surge precisamente del ingenio de Gabriela, su fundadora. Una arquitecta venezolana que lleva este mismo nombre y que ha expandido sus fronteras hasta tierra española, lugar donde también reside.

Sus creaciones, como le es natural por su entrenado ojo, poseen excesiva geometría y recurren a la arquitectura como denominador común, esta característica siempre se encuentra presente en las suntuosas obras que resultan de la inspiración de la artista intercontinental. Es por ello que “Fluids”, última colección de la marca, desvela en su catálogo piezas que exaltan los característicos dejos de simetría y equilibrio estético de la firma.

Todas sus piezas están hechas a mano y se fabrican según los procesos tradicionales de la artesanía, cuidando al detalle el acabado de todas y cada una de ellas.

Gabriela Mora siempre tuvo tendencia a la creatividad, pero su fascinación por los oficios tradicionales alcanzó su punto máximo cuando comenzó a vivir en España. Con libertad para experimentar con diferentes técnicas de la artesanía. Gabriela comenzó a crear una serie de accesorios de bronce bañados en oro y plata que acabaron por virar su enfoque de la arquitectura a la joyería. 

En la actualidad, sus diseños característicos mantienen las mismas ideas simples: figuras geométricas lineales, formas y arcos de bordes redondeados, y todo ello ensamblado a mano en su mayoría por la propia Gabriela en su estudio de Madrid y sin la intervención de ningún tipo de maquinaria.

El material que habitualmente utiliza es el bronce bañado en oro y plata, además del acrílico. Una amplia gama de formas, lugares y materiales hacen que su firma sea una marca de joyería contemporánea donde se conjuga el arte del diseño y la belleza de lo simple.

Un aplauso a otra apuesta tan representativa del movimiento de moda lenta española. Un orgullo estar rodeados de la etiqueta tan maravillosa Made in Spain. 

Clic aquí para comprar nuestra selección fascinante.  

Share: