Previous Story

Artistas fascinantes June 18, 2019

Next Story

Artistas fascinantes June 18, 2019

Entrevista a Ángel Mombiedro. Diseñador de interiores y arquitecto.

Angel Mombiedro, arquitecto y diseñador de interiores, nos habla de la moda y de la arquitectura: "Están muy ligadas. Van siempre de la mano. Tienen un mismo lenguaje. Ambas son fundamentales. La moda es la carta de presentación de cualquier individuo. Y la arquitectura, la carta de presentación de una calle, de una Iglesia, incluso de un país."

Háblanos de ti.

Soy Ángel Mombiedro, fundador de Armonbiedro Estudio, un estudio de arquitectura y de diseño mobiliario, espacios interiores, exposiciones… y algún día espero hacer arquitectura y hacer edificios desde cero. Es mi sueño porque siempre he querido ser arquitecto. Era el típico niño que se fijaba en todos los edificios, en todas las casas, dibujaba fachadas en bucle sin parar. Es divertido porque, como no sabía en realidad en lo que consistía ser arquitecto, yo me creía que quería ser pintor de brocha gorda. La gente se creía que quería ser pintor de cuadros y yo decía: “No, no, de brocha gorda, pintar paredes de blanco”, era mi pasión.

¿Qué estudiaste y dónde? Háblanos de tus inicios.

Estudié la carrera en la Universidad Politécnica de Madrid y cuando acabé, en plena crisis económica, empecé a buscar trabajo. Supongo, que como muchos españoles, sufrí los efectos de la crisis y no encontraba nada. Me planteé entonces emigrar al extranjero. Y eso hice. Estuve yendo y viniendo. Hasta que empezaron a salirme proyectos por mi cuenta como freelance.En el medio de este poroceso, me contrataron en Nueva York en un estudio de arquitectura. Estuve entonces trabajando en construcción y en consultoría constructiva, y aprendí muchísimo. Pero era todo muy técnico, por eso, cuando volví de Nueva York, tenía como mucha creatividad acumulada que necesitaba expresar. Y por eso decidí diseñar muebles lo que me ayudó un poco, a llevar todo ese detallismo a algo estético y que no precisa de tantos recursos como un edificio. En una silla puedes hacer arquitectura, diseño, pero sin invertir tanto esfuerzo. Con tu propio dinero puedes hacer prototipos y no es como una obra que siempre necesitas un cliente. Puedes hacerlo de una manera individual.

A través del diseño de estos accesorios del hogar, surgió proyecto de Mr.Delik, una tienda de productos gourmet. (Donde nos encontramos ahora mismo.) Al volver de Manhattan, me encargaron hacer el interiorismo de esta tienda. Ellos buscaban hacer algo diferente, quedarse fuera de la estética antigua y clásica que caracteriza a las tiendas gourmet. Algo que te hiciera sentir que cuando llegaras aquí, te transformaras. Y este proceso fue precioso, porque sentí que me reencontraba con Madrid. Buscando a los profesionales, a los expertos en el oficio… fue como una gran vuelta a casa.

¿Qué es lo mejor de tu profesión?

El hecho de crear. Conseguir materializar algo que tienes en tu cabeza. Es muy inspirador.

¿Qué es lo peor de tu profesión?

La precariedad, sin duda alguna.  A todos los niveles. Desde proyectos, que no se materializan, hasta los salarios bajos. Es una profesión en la que siempre tienes que justificar el valor de lo que haces. Esa justificación constante, es lo que peor llevo. La valoración del arquitecto como persona trasversal.

Consejo que le darías a los jóvenes que quieren estudiar arquitectura, pero que saben que es un mundo muy difícil.

Lo principal, que lo haga. Que lo haga si realmente es vocacional. Es una profesión que estudiarla es difícil, incluso frustrante a veces. Pero la satisfacción personal que te ofrece después, es maravillosa.

Un sueño para tu futuro profesional.

Avanzar, y poder vivir de mis proyectos personales. Seguir desarrollándome.

¿Te inspiras en algo en concreto a la hora de crear?

El diseño inmobiliario surge en parte de una frustración personal de un vacío que tengo yo en los muebles que veo. Es como una forma de sublevarme ante el diseño tan encorsetado con el que nos encontramos. Faltan cosas nuevas. Estamos estancados en ciertas cosas. Mi inspiración es una contradicción ante todo eso que veo.

¿Crees que la arquitectura y la moda están ligadas?

Muy ligadas. Van siempre de la mano. Tienen un mismo lenguaje. Ambas son fundamentales. La moda es la carta de presentación de cualquier individuo.

¿Qué representa la etiqueta Made in Spain?

Orgullo y familiaridad. Hay que hacer bandera, porque en España tenemos buenísimos profesionales. Y hemos cometido muchas veces el error de intentar copiar lo de fuera, cuando lo que tenemos dentro es mucho más rico. Tiene mucha más identidad.

¿Confías en el Slow Fashion? ¿Eres partidario del movimiento de moda lenta española?

Por supuesto. Es tener conciencia sobre la salud de nuestro planeta. Va en contra del consumismo desmesurado. Yo soy precisamente una persona bastante austera. Prefiero comprar pocas cosas y de calidad, que muchas, sin sentido.

Preguntas rápidas y fascinantes:

  • Una persona: Mis padres.
  • Un libro: Momentos estelares de la historia.
  • Obra de arquitectura: Cualquier casa de Luis Barragán.
  • Color: Azul
  • Animal: León
  • Diseñador: David Delfín.
  • Prenda indispensable: Vaqueros.
  • Actriz: Kate Winslet.
  • Fobia: La Sangre.
  • Destino: Cabo Gata.
  • Placer inconfesable: Dormir mucho.
  • Idioma que te gustaría hablar: Francés.
  • Mejor invento de la historia: Internet.
  • Lo que más te gusta de ti: Soy optimista.
  • Lo que menos: Que le doy vueltas a todo.
  • Consejo que darías a tus hijos sobre el mundo de las RRSS: Que cuiden su intimidad. Que es muy valiosa.
  • Una palabra: Libertad
  • Una despedida: ¡Ha sido un placer!

Share: