Previous Story

Slow beauty September 19, 2019

Next Story

Slow beauty September 19, 2019

El BOOM del cuidado personal "sin"

Las campañas de marketing "sin" nos confunden y ya nos sabemos qué químicos nos benefician y cuáles no. ¿Es perjudicial utilizar parabenos? ¿Y sales de aluminio? ¿Y colorantes o conservantes?

¡Las maravillas de la era de la información! Gracias a ella se ha sacado a la luz que muchos productos de gran consumo carecen de calidad y tienen múltiples químicos, abaratando así el coste de producción y dañando nuestras pieles.

Esto ha catapultado el consumo “eco-friendly” o “sin: sin sulfatos, sin parabenos, sin alcohol, sin aceites, sin sales minerales… No obstante, todos estos ingredientes estaban aprobados por la legislación europea. Debido a la desinformación, la gente ha cogido temor a químicos como el parabeno o la sales de aluminio sin saber lo que son o para qué sirven. 

Por ello, una nueva normativa europea ha decidido terminar con el hecho de que las marcas aprovechen sus campañas publicitarias para confundir al consumidor haciéndole pensar que estos componentes son peligrosos para nuestra salud. Su objetivo es regular el uso de ciertos reclamos publicitarios típicos del mercado, entre ellos el famoso "sin", para evitar que cunda el pánico entre los consumidores.

Aunque desde ES-Fascinante apoyamos el "Slow Beauty", que aboga por lo artesanal hecho con los ingredientes y materias primas más selectas, somos conscientes de que hay cabida para todo y que es importante estar muy bien informados antes de juzgar a las marcas y a sus componentes. Tiene que haber una balanza entre lo natural y lo químico, ya que muchas veces lo químico es el resultado de muchos años de trabajo que cubren una necesidad sin dañar nuestra piel. No siempre hay que generalizar y hay cabida para todo tipo de productos siempre y cuando respeten nuestra piel y nos cuiden de forma responsable y sin recetas milagro. 

 

Share: