Previous Story

Slow fashion April 19, 2019

Next Story

Slow fashion April 19, 2019

El agua. Un recurso natural esencial para el planeta y una forma de escapismo y relajación.

Se adelantó a los nuevos hábitos de consumo y sentó las bases de un modelo de negocio sostenible, ético y rentable. Actualmente su propia firma es la etiqueta que representa el Slow Fashion con más poder del mundo.

Hoy queremos dedicar nuestra sección de moda lenta a Stella McCartney. Fundadora del Slow Fashion que tanto aclamamos y que esperamos, asentará las bases de una moda para un futuro mejor.

*Imágenes de la campaña "Water" de Stella McCartney. 

Esta semana en sus redes sociales, Stella hablaba del agua como «Un recurso natural esencial para el planeta y una forma de escapismo y relajación» Y es que esta diseñadora inglesa, trabaja desde hace años para situar en la agenda política y social de la industria de la moda la urgencia de proteger los océanos. Probablemente si no estuviera al frente de un negocio millonario, solo sería otra activista más. (Como ella mismo se define sin complejos y orgullosa.)

*Imágenes de la campaña "Water" de Stella McCartney. 

 «La sostenibilidad es lo que me mueve. Es un desafío personal y el eje que define la modernidad de mi marca», explica. «Llevamos tiempo colaborando con la Fundación Ellen MacArthur para acelerar la transición a una economía circular, y reflexionando sobre los residuos textiles que generamos. Básicamente, la sostenibilidad lo es todo; y sin ella, no tenemos nada».

*Imágenes de la campaña "Water" de Stella McCartney. 

Y es precisamente lo que estamos intentando inculcar desde ES fascinante con este blog desde hace meses. Por eso hoy resaltamos estas frases del icono mediático del Slow Fashion, que nos dan la energía necesaria para saber, que estamos haciendo las cosas bien.

*Imágenes de la campaña "Water" de Stella McCartney. 

«No sé cómo será la moda dentro de 10 años, pero espero que no haya animales muertos. Ojalá la tecnología evolucione de tal modo que nos permita salvar el planeta y la vida de las criaturas con las que lo compartimos. Esperemos que la sociedad sea más consciente a la hora de consumir y pongamos el corazón en la ropa que llevamos –igual que hacemos con lo que comemos–. Eso será lo moderno». En los setenta, hacerse vegetariano no era precisamente lo más cool del mundo. «Era muy difícil», admitió Paul McCartney a The Guardian en 2007. Todavía hoy la ausencia de menús veganos resulta frustrante en algunas capitales. Linda abrió el camino. Su libro de recetas (publicado en 1989) es el recetario vegetariano que más rápido se ha vendido de la historia. «Cuando fundé mi marca [en 2001] me dijeron que no lograría crear una línea de complementos de éxito porque la gente asocia piel con lujo. Pero he demostrado que se equivocaban. De niña me inculcaron el respeto a los animales. Ese amor guía la política de la compañía. Da miedo, pero la moda debe modernizarse. Hago algo que nadie más hace. Con suerte, más gente se unirá a mi lucha».

Share: