Previous Story

Slow beauty October 24, 2019

Next Story

Slow beauty October 24, 2019

Aumento de labios - con la doctora Marta Redondo

La desinformación o el exceso de ella puede llevarnos facilmente a error. Por eso, cuando se trata de la salud y de intervenciones estéticas hay que acudir siempre a un profesional.

La doctora Marta Redondo, médico especialista en Cirugía Oral y Maxilofacial, nos ayuda hoy a descifrar la realidad detrás de los aumentos y rellenos de labios. 

Es uno de los errores más comunes y nosotras hemos caído. El maravilloso Internet te da acceso a toda la información del mundo, pero a su vez puede llegar a abrumarte. Por eso, para temas relacionados con la salud nunca se debe acudir a las redes, sino a especialistas.

Pero como ya os he dicho, nosotras caímos en el error, y quisimos preguntarle a Google acerca del mejor método para hacernos un aumento de labios. Y esto fue lo que pasó:  

Incapaces de procesar toda esta información decidimos enmendar lo hecho y acudir a una especialista: la doctora Marta Redondo, médico especialista en Cirugía Oral y Maxilofacial, formada en varios Máster de Medicina Estética y Antienvejecimiento. Gracias a ella hemos podido descifrar cuál es el método más adecuado para un aumento de labios natural y con todas las garantías. ¡Aquí os dejamos lo que hemos aprendido con ella!

El aumento de labios hoy en día es uno de los procedimientos más requeridos en la consulta de medicina estética. En muchas ocasiones el paciente no sólo quiere aportar más volumen a sus labios, sino también perfilarlos, hidratarlos y rejuvenecer la región peribucal como las famosas arruguitas que se forman alrededor de la boca llamadas comúnmente “código de barras”, o bien corregir pequeños defectos o asimetrías. 

En la mayoría de ocasiones, el paciente pide que le quede muy natural porque  “a las famosas de la tele se les nota muchísimo y les queda fatal” o bien quieren huir del efecto “boca de pato”. La Dra. Redondo en su consulta explica a sus pacientes que si a una persona no mediática se le nota que se ha hecho un aumento de labios y tiene un aspecto artificial, probablemente es porque se ha utilizado un material o una técnica que no eran los adecuados. 

Es muy frecuente que el paciente acuda a la consulta pidiendo “botox” en los labios para aumentar su tamaño. Sin embargo, la toxina botulínica (llamada comúnmente Botox® por su nombre comercial) se emplea en medicina estética para otros fines, como la disminución de las arrugas de expresión en el tercio superior de la cara, pero no rellena. Este error tan común se debe fundamentalmente a la transmisión de información por fuentes no fiables en Internet y por el boca a boca. Se comete el mismo error cuando se habla del Dermapen, un dispositivo con micro agujas utilizado para realizar otro tipo de tratamientos estéticos, pero que por desconocimiento se asocia al aumento de labios. 

Hay que partir de la base de que actualmente no están aprobados por las autoridades sanitarias los rellenos permanentes, como la silicona líquida, para la remodelación labial. Siempre debe usarse materiales que puedan ser reabsorbidos. Por ello el ácido hialurónico es el producto estrella, utilizado por su biocompatibilidad, su predictibilidad y su duración. Se trata de una sustancia que se encuentra de forma natural en nuestro organismo. Hay diversas marcas comerciales aprobadas con fines estéticos por la US Food and Drug Administration (FDA) y la Comisión Europea (CE) y dentro de ellas debemos elegir el tipo de hialurónico adecuado para lograr nuestro objetivo. La duración es variable oscilando entre los seis y los doces meses. El material se infiltra mediante agujas o cánulas y el procedimiento se puede realizar con anestesia local, troncular o tópica. Asimismo, el producto en sí puede incorporar un anestésico que hará efecto tras la infiltración. Algunos profesionales pueden añadir plasma rico en plaquetas al procedimiento, pero éste producto en sí mismo no aporta el volumen para el relleno de labios deseado. 

Algo que muchos pacientes olvidan mencionar es si padecen frecuentemente herpes labiales u otras enfermedades y alergias o si toman medicación de forma habitual. Esto puede afectar al tratamiento por lo que es importante informar a tu médico y éste te explicará con detalle el procedimiento y te entregará un consentimiento informado donde entiendas las posibles complicaciones, siendo las más comunes la aparición de pequeños hematomas e inflamaciones de carácter temporal que se podrán disimular con maquillaje. 

Por último, la Dra. Redondo acaba su explicación mencionando que el realce de los labios con grasa propia obtenida de otra región corporal es un procedimiento quirúrgico que se viene realizado desde hace años con resultados variables. Al contrario que en otras áreas de la cara en donde tiene muy buenos resultados a largo plazo, la permanencia de la grasa en los labios es menos predecible, lo que hace discutible su preferencia respecto al ácido hialurónico. 

¡Lección aprendida! Si te interesa aumentar y definir el volumen de tus labios así como rejuvenecerlos y estás buscando naturalidad, deja de mirar en Google y consulta con un médico especialista en Medicina Estética que pueda orientarte y aconsejarte de forma fiable cuál es el tratamiento más adecuado para ti. ¿Y si las agujas no son para ti? ¿Qué opciones tienes? En ese caso te recomendamos que incorpores a tu neceser un Plumping Lip Balm. Gracias a su composición a base de aceite de semillas y rosa mosqueta, corteza de morus alba y mentol proporcional un efecto volumen durante horas. 

 

 

Share: